Niños con adultos

La creatividad es el eje que vertebra la programación del Museo para el público infantil. A través del diálogo entre lenguajes artísticos como la danza, la música, el cine, el circo o las artes escénicas; se exploran formas diversas de percibir, interpretar e interactuar con las obras de la Colección, así como de favorecer el encuentro intergeneracional en los grupos de niños y adultos participantes.

El Museo Reina Sofía es un lugar para las personas, un espacio propicio donde se multiplican las oportunidades para una educación crítica y en valores, para la reflexión, para el desarrollo individual y para la convivencia social. El Museo debe aprovechar sus valores intrínsecos y constituir un entorno lo suficientemente humano y estimulante como para potenciar el desarrollo de las personas con capacidades diferentes, convirtiéndose en un modelo de normalización, diálogo e integración social. Además de las diversas actividades educativas que el Museo ofrece para personas con discapacidad intelectual, existen una serie de visitas de accesibilidad intelectual dirigidas específicamente a este tipo de visitante.

Resultados