Listado de las obras seleccionadas más planos para realizar el recorrido en el museo

Previsualizar

Buscar

Visita comentada con ILSE a A propósito de… Dora García. Segunda Vez

26 mayo, 2018 - 12:30 h

Esta actividad propone un diálogo en torno a la muestra dedicada a la artista Dora García (Valladolid, 1965), que construye una estrecha relación entre historia y ficción. La exposición incide en la ambigüedad del relato como resultado de una verdad sobreentendida.

La presencia de un Intérprete en Lengua de Signos Española (ILSE) y el préstamo de lazos de inducción magnética garantizan la plena accesibilidad de la comunidad sorda.

  • Punto de encuentro: conexión entre Edificio Sabatini y Edificio Nouvel, Planta 1

  • Aforo: 25. Hay 10 plazas reservadas a personas de la comunidad sorda.
  • Duración: 1 hora

Compártelo:

Añadir a calendario
Vista de la exposición Dora García. Segunda Vez, Museo Reina Sofía, 2018
Vista de la exposición Dora García. Segunda Vez, Museo Reina Sofía, 2018

La visita comentada con ILSE a A propósito de… Dora García. Segunda Vez invita a los visitantes a conocer la propuesta de la artista haciendo un recorrido abierto a través de sus trabajos en vídeo, performance, textos y dibujos. Durante el recorrido se identifican las constantes que han marcado la trayectoria de García, que sitúan su obra en la frontera entre disciplinas y medios.

La exposición Segunda Vez toma su título del relato homónimo del escritor argentino Julio Cortázar, que narra el clima de psicosis e incertidumbre del drama de los desaparecidos en Argentina. Con esta clave, la muestra dibuja la compleja red de referentes intelectuales —desde los literarios hasta las creaciones marginales o heterodoxas— de los que se nutre su actividad artística, que transita entre la ficción, la performance y esa “ilusión de la psique humana” que lo produce todo, como apunta la propia Dora García.

El programa de visitas comentadas con ILSE favorece la inclusión y participación de personas sordas o con resto auditivo en los itinerarios habituales del Museo. Un reducido número de participantes y una cuidada selección de obras permiten articular debates que animen al visitante a desarrollar un papel activo y crítico.